Celebrar una boda ha evolucionado en paralelo a lo que la propia Sociedad lo ha hecho. En lo esencial, se trata de hacer partícipe a nuestro entorno social más próximo de nuestro compromiso de organizar una familia. La importancia que el matrimonio civil ha adquirido, no ha restado importancia a la manifestación pública y celebración de dicho evento. La forma de organizarlo, el protagonismo de los propios novios en la preparación, en detrimento de lo que era responsabilidad de nuestros padres, ha marcado una diferencia significativa con lo que fue hace 30 o 40 años.

La edad media de los contrayentes, la importancia de la “fiesta” y las horas de celebración han provocado la adaptación del entorno para veladas nocturnas y ambientes cálidos e inolvidables.La hacienda Los Parrales apuesta por un futuro que es presente y ofrece el entorno ideal para una ceremonia, un banquete y una fiesta inolvidables, y para garantizar la perfecta organización y desarrollo de los eventos que se celebran en nuestras instalaciones contamos con la inestimable colaboración de la empresa organizadora de eventos Grupo Bodasol.

 
 

boton-video